Para que las empresas funcionen adecuadamente es importante marcarse como objetivo principal la eficiencia. La optimización de un almacén mejora la eficiencia de tu empresa. Por eso, una correcta gestión del almacén ofrece numerosas ventajas para reducir costes, aumentar la productividad y mejorar la seguridad de los trabajadores. 

logo-tecnas-web

 

10 pasos clave para optimizar tu almacén

Optimiza la productividad del trabajo. Identificar las necesidades del almacén y establecer un orden y una organización ayudarán a optimizar la producción del trabajo. Además, los empleados trabajarán mejor y más rápido automatizando ciertos procesos de la cadena de suministros.  

Automatiza todos los procesos que sean posiblesAutomatizar ciertos procesos mejor usar un texto para el enlace que tenga palabras claves “automatizar los procesos en el almacén” o similar ayudará a mejorar la productividad y reducir costes. Por ejemplo, las cintas transportadoras aceleran la trayectoria de los paquetes desde el momento de la descarga. El proceso de preparación de pedidos también puede ser automatizado con un juego de luces en las estanterías, donde se indica qué productos pueden ser recogidos o colocados. 

Aprovecha el espacio.  La organización adecuada de los pallets, cajas y cartones permitirá tener más espacio –vertical y horizontal– en nuestro almacén. Aprovechar el espacio reducirá los tiempos y mejorará la seguridad. Un ejemplo para estructurar el espacio adecuadamente sería establecer un sistema de numeración de los productos para poder identificarlos rápidamente. 

Aplica el sistema LEAN. La implementación del sistema LEAN mejorará los procesos de producción y reducirá costes, porque este sistema se basa en la eliminación de aquellas actividades que no son de valor durante el proceso de trabajo y que impide el flujo continuo. Un ejemplo de la metodología LEAN en un almacén sería implantar señales visuales, como juego de luces verde/roja para indicar si un pedido está listo o no. Así, se reducirían tiempos de espera, malentendidos y se mejoraría la productividad del almacén. 

Desarrolla áreas de trabajo más específicas. Los trabajadores dedicados a desarrollar una función específica del trabajo aumentan la producción del almacén. Los empleados que tienen un buen conocimiento de sus tareas las realizan de manera más rápida y eficaz, por lo que la actividad del almacén es más eficiente.  

Prepara pedidos con un sistema eficiente. El sistema de preparación de pedidos debe ser adecuado y eficiente para no afectar a la cadena de suministros. Este proceso está formado por distintas fases (planificación, desplazamiento, recogida de la mercancía y preparación del pedido para su traslado), por lo que un fallo en la cadena puede demorar los tiempos de espera y aumentar los costes. Para evitar estos errores, la clave está en una buena organización de todas las fases. 

Invierte en tecnología. La implementación de las innovaciones tecnológicas en el almacén ayudará a la productividad y eficiencia. No hace falta invertir grandes cantidades en tecnología, pues existen multitud de tecnologías accesibles.  Por ejemplo, contar con un software especializado en sistemas de organización de almacén o contar con dispositivos y terminales de radiofrecuencia acelerarán todos los procesos del almacén. 

Ten un sistema de recuperación de piezas rápido y seguro. La rapidez es un factor clave para la eficiencia de un almacén. Por eso, disponer de un sistema de recuperación de piezas en el almacén reduce los tiempos de espera entre los procesos. 

Evalúa el sistema de almacenaje. Conocer las necesidades del almacén resulta fundamental para reducir costes y aumentar la productividad. Un sistema de almacenaje muy común son grandes estanterías de almacenamiento. La clave está en almacenar las existencias correctamente identificadas y visibles.

Mejora todos los procesos. Todos los procesos de un almacén son importantes, por eso deben ser óptimos y eficientes. Elegir la estrategia de logística adecuada, mejorar el entorno de trabajo, estructurar el espacio y establecer zonas limitadas de trabajo forman parte de la mejora global del almacén.  

Cada empresa tiene sus propias necesidades y sus propios objetivos. La adecuada gestión del almacén permitirá optimizar los procesos influyendo positivamente en la productividad y eficiencia de la empresa.  

logo-tecnas-web